19 Mar 2014
marzo 19, 2014

A 29 años del terremoto del 85

0 Comment

quake8Cuántas veces en el mes de septiembre escuchamos esta oración, y partiendo de ella se han hecho: Artículos (como este), Libros, programas amarillistas, series de televisión y también se  hicieron eventos públicos masivos (como el macro simulacro) y se guardo el tradicional minuto de silencio en memoria de las victimas.

Y es, precisamente el silencio lo que ha predominado a lo largo de mas 25 años.

El problema es que nos acordamos de estos eventos una vez al año, y eso, si tenemos tiempo, por que la verdad es que nos pasa desapercibido, además de que lo recuerda quien lo vivo, pero  las nuevas generaciones no saben, ni tienen idea, ni les importa, total nada más se mueve tantito, no pasa nada.

Uno de los grandes defectos de los mexicanos es que las cosas no se nos quedan, no tenemos memoria histórica.

Nunca nos acordamos de los terremotos y cuando tiembla la gente entra en pánico y se asusta, además de que como no lo recordamos o no nos gusta recordarlo lo callamos y guardamos silencio.

Lo importante no es recordar una vez al año y hacer grandes eventos cada 19, lo que realmente valdría la pena es crear una cultura de prevención, y hacerlo todos los días en las escuelas, y  no infundiendo el miedo,sino explicando e inculcando desde que los niños están en kinder las medidas básicas de seguridad.

Será acaso, esta falta memoria la que nos hace diferentes a los países de primer mundo.

Pienso en Londres, después del incendio que destruyo la mitad de la ciudad hace casi 2 siglos los ingleses aprendieron a vivir con el peligro y se han adaptado a ello.

La ley ordena que todas las casas deban de tener detector de humo, (aunque se active con el humo de la comida) además de que respetan la toma de agua y las salidas de emergencia, Y aún hoy en día la gente sabe que un incendio puede ser fatal debido al tipo de calefacción y construcciones que usan para soportar el clima.

En México existen leyes que regulan las construcciones y todos sabemos que debemos hacer pero vivimos con el ¡No pasa nada! y si pasa pues hay ¡Dios dirá! y para acabar de empeorar las  cosas,las mismas autoridades “Colaboran” en que vivamos con menos seguridad, ya que la corrupcion y los intereses economicos, permiten que cualquiera dispuesto a pagar una modica  cantidad a las autoridades se hacen de la vista gorda, no importando cuantas vidas podrian ponerse en riesgo por la corrupcion.

85

En las escuelas las mochilas se encuentran regadas por el salón impidiendo el libre tránsito entre las filas, así como la distribución de las bancas no ayuda a salir, en edificios públicos las salidas  de emergencia se encuentran cerradas con llave o con cadenas, en un temblor hay que localizar al señor de intendencia para que abra (y lo más seguro es que este indispuesto), los simulacros  que se supone deben de realizarse una vez al mes se realizan una vez al año y por supuesto se toman a juego.

Creo que haciendo una reflexión a mas de 25 años la población no se encuentra lista para enfrentarse a un evento sísmico de esta magnitud, ni psicológicamente ni en lo que se refiere a  medidas de seguridad.

Es una verdadera pena que no seamos capaces de reconocer que si hay un terremoto mucha gente moriría por que no sabría en donde está la salida más cercana, por que se atoro con la  bolsa, por que la puertade emergencia estaba cerrada, y peor aún por que se permitió la construcción de un edificio más alto de lo permitido en zona de riesgo, por que se construyo un gasolinera cerca de una zona residencial, en fin la lista es interminable, y hay pequeñas medidas que si realmente las aplicáramos podrían salvarnos la vida y la de nuestra familia.

Realmente espero que no las autoridades si no que nosotros en casa hiciéramos conciencia y comenzáramos a enseñar a los más pequeños la importancia de cumplir con las medidas de seguridad.

Para nosotros puede ser difícil pero para ellos será un hábito y ni siquiera pensarán en que lo hacen, lo harán por que lo tienen en sus costumbres.

La cultura de seguridad es como los hábitos de limpieza y de alimentación si uno los aprende de pequeños lohace siempre y sin ningún trabajo. Todo es cuestión de querer.

Es Increíble que hoy en día en nuestro querido México siga siendo uno mas de los menos preparados para enfrentar un terremoto, mas increíble es tener que aceptar que existan personas y  padres de familia que sabiendo que viven en una zona de Alto Riesgo Sísmico y conocen el Quake Alarm ®, se resistan a adquirir un mecanismo capaz de poder ayudarlos a salvar a su propia familia, será que aun no entiendo como es que yo siendo padre de familia mi amor por ellos es tan grande que me sentí con la nececidad de protegerlos de la mejor manera posible?, será que el amor que yo siento por mi familia y mis hijos es distinto a los otros millones de padres de familia de Mexico? , sinceramente no entiendo por que aun mucha gente conociendo este maravilloso aparato, aun sabiendo de sus evidencias , crean que de verdad no lo necesitan o será que solo yo creo que lo necesitan ?

Por el precio no puede haber pretextos de eso estoy seguro, y aun así, que precio tiene la vida de un hijo, de una hija, de nuestra madre o nuestro padre, de nuestros hermanos o hermanas,que precio tiene una vida humana, que precio tiene nuestra propia vida ?

Sigo sin entender… pero saben aun así después de 14 años seguimos aquí, 14 años ya han pasado desde la primera vez que logramos vender nuestro 1er equipo, y aun hoy en día nuestro primer cliente es hoy uno de mis mejores amigos y se que hay mucha gente que como el y yo si quieren y aman a su familia y que haran lo necesario y lo posible por protegerlos,y por eso seguimos aqui.

Gracias a todas las personas que han adquirido un equipo Quake Alarm ®, estoy seguro que en algún momento y en algún lugar, un día, esa decisión de adquirirlo, será la diferencia y que una o  muchas vidas serán salvadas y quizás esa vida sea la tuya.

Un Muy Especial Agradecimiento a la Unidad de Proteccion Civil DIF Jalisco, por su continuo Apoyo y preferencia.